Descubre los mejores Mercadillos Navideños de Europa.

Otoño es época de viajar y es un momento perfecto para visitar algunas ciudades de Europa. Además, en este tiempo, en Europa ya se respira ambiente navideño gracias a los mercadillos que inundan las grandes capitales. Por eso hoy os traemos esta lista de las cinco mejores ciudades donde visitar estos Mercadillos Navideños en Europa.

  1. Viena, Austria.

Es la ciudad de los mercadillos navideños por excelencia. Viena reúne más de diez mercadillos y merece la pena visitar todos y cada uno de ellos. En la mayoría de las plazas de Viena se asienta un mercadillo navideño durante el mes de noviembre y hasta casi finales de diciembre. Estos mercadillos son además muy conocidos por las grandes decoraciones que tienen ya que invierten mucho tiempo y dinero en que queden espectaculares. Puedes comprobarlo en el que ponen al lado del Palacio de Schönbrunn, es uno de los más famosos y allí encontrarás joyas hechas a mano, artesanía tradicional y además cuenta con programación para los más pequeños de la familia. Otro de los más conocidos es el que se instala en la plaza del Ayuntamiento, el “Christkindlmarkt” donde puedes disfrutar aparte de programación infantil con talleres navideños, conciertos de villancicos cantados por coros internacionales. También existen otros mercadillos más tranquilos como el del Spittelberg o el Iglesia de San Carlos.

Trenecito navideño en Viena.
  1. Praga, República Checa.

El mercadillo central de esta ciudad es el más grande del país. Con su gran Árbol de Navidad que se enciende el día 29 de noviembre, se crea un gran ambiente navideño que envuelve a toda la ciudad. A diferencia de otras ciudades, puedes encontrar varios mercadillos navideños repartidos por toda la ciudad, unos en barrios céntricos y otros en barrios más pequeños y tranquilos. En todos ellos podéis encontrar programación con conciertos, artesanía local, comida típica y adornos navideños. La mayoría de los mercados son bastante grandes y están cerca de monumentos conocidos por lo que podréis visitarlos mientras veis la ciudad. Además, no os podéis ir de allí sin probar el vino caliente típico de este país.

Arbol de Navidad en Praga.
  1. Estrasburgo, Francia.

En la región de la Alsacia, se encuentra Estrasburgo, casi rozando la frontera alemana. Si esta región es bonita de por sí, decorada con luces de Navidad, hará que te enamores de ella. En Estrasburgo se celebra el mercadillo navideño más antiguo de Francia. Conocido como “Christkindelsmarik”, se lleva celebrando desde 1570 y es el más grande de Europa. Más de 300 casetas se distribuyen por la plaza Broglie y la plaza de la Catedral. Esta ciudad es considerada como la capital de la Navidad, por eso allí podrás disfrutar del mejor ambiente navideño. En este mercadillo podrás probar los diferentes dulces típicos de la región y comprar productos de artesanía hecha a mano. También podrás disfrutar de conciertos a los pies del gran abeto en la plaza Kléber.

Mercadillo en Estrasburgo. Fuente: pxhere
  1. Copenhague, Dinamarca.

Desde el 17 de Noviembre se instala en Copenhague el ambiente navideño. En esta ciudad los mercadillos navideños se reparten por sus calles, por eso allá donde vayas te encontrarás con uno. Nosotros te recomendamos que si quieres sorprenderte, vayas al de Los Jardines de Tivoli (parque de atracciones). Allí puedes encontrar desde casas en miniatura hasta actuaciones de cabaret. Además, el lago de los jardines se convierte en una pista de hielo donde para patinar y disfrutar de ambiente navideño. También podrás ver conciertos, fuegos artificiales y como no comprar regalos y artículos para la Navidad. Si después de visitar el mercadillo tenéis frio, siempre podéis entrar en una iglesia a ver uno de sus típicos conciertos de Navidad. Por último, que no os asuste el frio que pueda hacer, ya que aunque haya era menos horas de luz, la Navidad en Dinamarca es más caliente de lo que parece.

Dulces típicos navideños de Copenhague.
  1. Núremberg, Alemania.

No podía faltar Alemania en esta lista, ya que es la cuna de los mercadillos navideños. Uno de los más bonitos (y antiguos, lleva organizándose más de 4 años) es el mercado de Núremberg, más conocido allí como “Christkindlesmarkt”. La ciudad tiene un aire medieval por lo que es la localización perfecta para vivir una Navidad inolvidable. Lo puedes visitar a partir del 30 de Noviembre y se inaugura con un concierto donde se interpretan villancicos y se enciende el alumbrado. Hay una figura muy importante en este mercadillo que se llama “El ángel de la Navidad” que se encarga de dar el pregón y es la imagen visible del mercado. Recomendarte que observes con detenimiento la decoración, ya que no te dejará indiferente. Y por último, no te puedes ir de allí sin probar las Lebkuchen (galletas decoradas hechas con especias y miel). Destacar que tiene otros dos mercados más, el de las ciudades hermanadas y el de los niños. El último está ubicado muy cerca del mercadillo principal y se organizan muchos talleres para que participen los más pequeños.

Mercadillo de Navidad en Núremberg.

También puedes encontrar grandes y atractivos mercadillos navideños en otras ciudades europeas como Estocolmo, Zúrich, Tallin o Bruselas. La mayoría de los mercadillos suelen estar desde mediados de noviembre hasta finales de diciembre, aunque algunos terminan el día de Nochebuena. Es un momento perfecto para viajar  por las ciudades europeas ya que tienen un ambiente diferente a lo que estamos acostumbrados.

Esperamos que os haya gustado este nuevo post y si echáis alguno en falta dejádnoslo en los comentarios.

¡Nos gusta que viajes!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *