¡Disfruta Copenhague!

¡Ya estamos de vuelta! Después de vacaciones volvemos con las pilas cargadas para traeros nuevos destinos. En esta ocasión os traemos un destino europeo que es perfecto para visitarlo durante un fin de semana pero también se puede alargar a tres o cuatro días para aprovechar a ver otras zonas. Hoy os traemos una ruta por la preciosa ciudad de Copenhague donde os contaremos curiosidades y lugares que debéis visitar para disfrutar al máximo de la ciudad.

  • Castillo de Rosenborg: Una de las joyas de la corona de Copenhague, en pleno centro de Copenhague y rodeado de inmensos jardines por donde pasear. Fue construido como Residencia de Verano del Rey Christian IV aunque después se dejó de utilizar y solo se ha vuelto a habitar en situaciones de emergencia.
Palacio de Rosenborg.
  • Iglesia de Mármol: Es una de las iglesias luteranas de Copenhague y es la más impresionante de todas. Su cúpula es la mayor de los países nórdicos. Se mandó construir por el Rey Frederick V en homenaje a los treinta años de reinado de la dinastía Oldemburgo.
Iglesia de Mármol.
  • Palacio de Amalienborg: es la residencia oficial de la familia real danesa durante el invierno. Aunque se llama “Palacio”, está compuesto por cuatro palacios que rodean una plaza en la que en el centro está situada una estatua del Rey Frederick V. Aunque al principio no fue pensado para que fuera la residencia de la familia real, debido a un incendio en el palacio real, se trasladaron a Amalienborg.
Estatua de Frederick V en la plaza del Palacio de Amalienborg.
  • La Sirenita: aunque es el icono por excelencia de Copenhague, no es el monumento que más enorgullezca a sus habitantes. Inspirada en el cuento de Andersen, fue diseñada por Edvard Eriksen debido a un encargo de la familia de los propietarios de la cerveza Carsberg. Eriksen quiso tomar como referencia a Ellen Price, una bailarina del Ballet Real, pero esta no quiso posar así que Eriksen  decidió tomar como referencia a su esposa. Posteriormente la familia de cerveceros se la cedió al ayuntamiento de Copenhague que decidió instalarla en el puerto como icono de la ciudad.
La Sirenita de Copenhague.
  • Kastellet: una fortaleza en forma de estrella edificada para reforzar  la seguridad de la muralla defensiva de Copenhague. Se construyó por orden de Christian IV y actualmente se utiliza como residencia militar y es uno de los grandes puntos de interés turístico.
  • Fuente de Gefión: Muy cerca del puerto encontramos esta fuente que esconde detrás una historia muy ligada a Copenhague. Esta fuente representa el mito de la creación de Selandia, la isla donde se encuentra situada Copenhague. Se cuenta que el rey sueco Gylfi, prometió a la diosa Gefjun todo el territorio que ella pudiera trabajar y arar en una noche. Para poder lograr la máxima superficia, esta diosa decidió convertir a sus cuatro hijos en bueyes. Cuando amaneció, todo el territorio arado fue arrojado al mar entre Escania y la isla de Fiona, aparenciendo asi Selandia. La fuente fue donada por la Fundación Carlsberg y es uno de los monumentos más bonitos de Copenhague.
  • Palacio de Christiansborg y Bolsa de Copenhague: situados en el islote arificial de Slotsholmen son dos de los edificios más majestuosos de Copenhague. El Palacio de Christiansborg es uno de los monumentos más visitados, sus tres coronas en la punta de la torre representan a Dinamarca, Noruega y Suecia . El icónico edificio de la bolsa de Copenhague con su capitel que simula una espiral con colas de cocodrilo, ya que era el animal favorito del rey Christian IV.
Bolsa de Copenhague en el islote de Slotsholmen.
  • Christiania: antes de visitar este lugar debéis saber que es una ciudad independiente dentro de Copenhague. Se rigen por sus propias leyes y ellos consideran que no están incluidos dentro de la Unión Europea. El origen de esta ciudad se remonta a los años 70 cuando varios habitantes del barrio de Christiania, empezaron a estar inconformes con el trato que se le daba al barrio. Por lo que empezaron a organizarse para limpiarlo y hacer de el un barrio seguro. Poco a poco se fueron organizando y creando un pequeño autogobierno para regularse. Cuando ya llevaban tres años asentados allí, decidieron comprar las tierras a base de autofinanciarse y consiguieron que Copenhague les respetase como ciudad independiente. Algo que debéis saber es que no se pueden hacer fotos en este lugar, por lo que os recomendamos que guardéis el móvil y la cámara y disfrutéis de su ambiente y de sus mercadillos. Así como que os toméis una cerveza típica de la ciudad de Christiania en el Café Loppen, donde han tocado míticos artistas como Bob Marley.
Gigante a la entrada de Christiania.
  • Nyhavn: un lugar de cuento donde te enamorarás de Copenhague (si no lo has hecho ya).  Es conocido como el Puerto nuevo y fue construido por el Rey Christian V como entrada a Copenhague para los barcos comerciales. El escritor Hans Christian Andersen vivió en algunas de estas casas y escribió allí algunos de sus cuentos. Allí podréis pasear y disfrutar en alguna de sus terrazas, así como dar un paseo en barco por los canales de Copenhague o acercaros a alguna isla cercana.
Barcos en Nyhavn
  • Biblioteca Real Danesa: es la mayor de todos los países nórdicos y está compuesta por varios edificios, el más famoso es el Diamante Negro, situado junto al puerto de la ciudad y reconocible por su gran cristalera con vistas al mar y su exterior de mármol negro. Además podréis pasear por sus jardines y sentaros a disfrutar de la paz que se respira.
  • Torre Redonda y Plaza de Gabrodetorv: La Torre Redonda es famosa por ser la única torre que tiene rampa para subir en vez de escaleras. Se construyó para darle un uso de observatorio astronómico y el Rey Christian IV pidió que se hiciera la subida en forma de rampa para poder subir con su caballo. Es un lugar que te ofrece una preciosa panorámica de Copenhague y merece la pena subir la rampa hasta arriba. La plaza de Gabrodetorv, es otro lugar de cuento con sus casas de colores. Una plaza poco conocida que merece la pena visitar.
  • Plaza del Ayuntamiento (Rådhuspladsen): en esta plaza encontraremos el ayuntamiento, el final de la calle Stroget (la calle comercial más larga de Europa) y podemos ver una de las partes del Parque Tivoli. Antiguamente era un mercado de heno y una de las puertas de la ciudad. Está rodeada de grandes edificios como el Palace Hotel, el Politikens Hus (el periódico más importante de Dinamarca) y varias estatuas a personalidades importantes. Además muy cerca está la estación central de autobuses.
  • Parque y Jardines Tivoli: el lugar favorito de la mayoría de los daneses. Tivoli es un parque de atracciones en pleno centro de la ciudad y uno de los más antiguos del mundo. Se construyó para darle a la ciudad un lugar de entretenimiento. En Tivoli no solo podréis ver atracciones, sino que hay conciertos, teatro, edificios como el del restaurante Nimb, que simula una mezquita india; sus jardines y su lago con gran cantidad de especies de peces.
Parque Tivoli

Por último, si tenéis tres o cuatro días, podéis cruzar a Mälmo en Suecia, que está a tan solo 15 minutos de Copenhague atravesando uno de sus grandes puentes.

Y como consejo, si os atrevéis, podéis visitar todo lo que os hemos contado en bicicleta, ya que en Dinamarca están muy comprometidos con el medio ambiente y su carril bici está por todas partes.

¡Nos gusta que viajes!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *