¡Descubre Dublín en tres días!

Hoy estamos de vuelta con uno de los destinos estrella de este 2019. Muchos de vosotros y vosotras, no sabéis cuando podréis tener vacaciones y os interesan las escapadas de tres días. Por eso hoy os traemos una guía de qué visitar en Dublín si vais un fin de semana.

Lo más importante para que os de tiempo a visitar todo, es organizaros bien los horarios y coger las rutas más fáciles para aprovechar el tiempo. Por eso, os dejamos unas pautas para saber dónde ir y disfrutéis de Dublín al máximo.

Día 1

El primer día lo mejor es que empecéis por la Universidad de Dublín una de las más antiguas de Irlanda y dónde se gradaron personajes tan importantes como Bram Stoker y Oscar Wilde. También encontraréis el Trinity College y su gran biblioteca icónica en todo el mundo.

Biblioteca de Trinity College

Después, paseando podéis llegar a la estatua de Molly Malone y después acercaros a ver el Castillo de Dublín, que, si os gusta el mundo Vikingo, podréis disfrutar de reliquias Vikingas en este castillo, ya que fue construido como fortaleza por ellos en el pasado. Os aconsejamos que en Dublín os desplacéis caminando, ya que está todo bastante cerca.

Estatua de Molly Mallone

Desde allí, podéis quedaros a comer por la zona del Temple Bar, que es uno de os barrios más vanguardistas de Dublín. En el podéis encontrar diferentes pubs y cervecerías así como galerías de arte y mercadillos. Es un ambiente perfecto tanto para el día como para la noche.

Temple Bar

Por la tarde, podéis dar un paseo a lo largo del río Liffey  y después visitar la fábrica de cerveza Guinness donde podrás disfrutar de cata de cervezas y tomar algo allí ya que tiene restaurantes y bares.

Río Liffey

Día 2

El segundo día podéis empezarlo paseando por el Parque Stephen Green, donde podréis encontrar uno de los lugares donde más aire puro se respira de la ciudad.

Muy cerca de allí está la Catedral de San Patricio, construida en el S.V con madera y reconstruida en el S.XII con piedras. Dentro de ella se puede encontrar un gran parque donde podréis pasear. Otra de las paradas obligatorias de Dublín, sin duda alguna es el Mercadillo St George, lo podéis encontrar muy cerca de la Catedral de San Patricio. Se sitúa dentro de un edificio por lo que se puede disfrutar tanto si hace bien como mal tiempo. En el encontrarás tiendas de todo tipo y además el edificio tiene una arquitectura victoriana que lo convierte en un lugar con un gran atractivo. Después de visitar el mercadillo, podéis acercaros hasta el Puente O’Connel, uno de los más fotografiados de Dublín.

Puente O’ Connell

Para terminar el día, podéis ir paseando hasta la Destilería Jameson, famosa por ser la fábrica donde se realizaba el mítico whisky. Ahora se ha acondicionado para albergar un museo donde se puede observar la producción de la bebida y por supuesto, degustarla.

Destilería Jameson

Día 3

El último día, os aconsejamos que visitéis el Phoenix Park, el parque urbano más grande de Europa. Allí podréis ver animales como ciervos en libertad, diversos monumentos, aparte de la residencia oficial del presidente de Irlanda (Áras an Uachtaráin), el zoo de Dublín y la columna del Phoenix. Es muy grande por lo que os recomendamos que lo recorráis en bicicleta ya que ir andando os puede suponer más de 3 horas. Por la tarde, podéis visitar la Prisión de Kilmainham, un museo donde encontrarás una gran parte de la historia de Irlanda durante los dos últimos siglos. Existe una visita guiada que te lleva por los patios y las celdas de la prisión.

Prisión de Kilmainham

Si tenéis algún día más, podéis aprovechar a ver algunos de los museos de la ciudad o incluso haceros una escapada a alguna zona de Irlanda del Norte, donde descubriréis algunos de los lugares más bonitos de Europa.

¡Esperamos que os haya gustado este post y que lo aprovechéis en vuestro futuro viaje a Dublín!

¡Nos gusta que viajes!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *