Cinco pueblos de Alicante que te enamorarán.

El verano está muy cerca y muchos de vosotros lo que buscáis en vuestras vacaciones es descansar en algún lugar de playa de nuestro país. Hoy os traemos un post dedicado a todos aquellos que estéis pensando en desplazaros a la Comunidad Valenciana, más concretamente a Alicante. Os dejamos este post con cinco pueblos que tienen mucho encanto y playas preciosas donde descansar y disfrutar de vuestras vacaciones. Además están muy cerca y podéis visitarlos todos en unas mismas vacaciones en esa zona.

Altea

Un destino que nos recuerda por su estética y arquitectura a conocidas islas griegas como Santorini. Este pueblo está situado en la Marina Baja de Alicante y se caracteriza por tener sus casas blancas y una cúpula que destaca entre todas ellas. En este pueblo podrás visitar desde su casco antiguo, que hará que te pierdas por sus calles con gran encanto; sus playas como la de La Olla y mejor aún si visitas sus calas escondidas, que siempre se disfrutan mucho más y por supuesto las cúpulas de la iglesia Nuestra Señora del Consuelo, que es uno de los iconos del pueblo.

Altea

Como en todos los pueblos de costeros y pesqueros, podrás disfrutar de su gran gastronomía y del ambiente veraniego que se disfruta en la zona.

Calpe

Si seguimos subiendo hacía arriba desde Altea, nos encontramos con Calpe, otro destino turístico que no te dejará indiferente.

Peñón de Ifach.

En Calpe nos encontramos con el Peñón de Ifach, uno de los símbolos de la comarca. Aparte de esto, es un pueblo con gran cantidad de historia y varias cosas que visitar como las ruinas romanas de los Baños de la Reina y su casco antiguo parece un laberinto por lo que os conquistará al momento. Por supuesto, como en toda la Costa Banca, tiene unas playas que son de gran calidad como la de Arenal – Bol, la de levante y la Playa Cantal Roig. También podéis disfrutar del Parque de Las Salinas, donde se puede observar una gran colonia de flamencos rosados y cigüeñas. Otro de los lugares más visitados de Calpe, sobre todo por aquellos que más les gusta subir fotos a sus redes sociales, es La Muralla Roja, una construcción arquitectónica que también se ha convertido en un emblema de Calpe.

Muralla Roja. Fuente: Flickr.

Moraira

Siguiendo hacía arriba, nos encontramos con Moraira, una pedanía de Teulada. Situada en la Marina Alta, es una de las zonas costeras más bonitas de la comarca. Tiene ocho kilómetros de playa entre las que destacan las playas de arena como El Portet y L’Ampolla. Además en la primera de ellas podrás practicar diferentes deportes como kayak o esnórquel.

Si te gusta el senderismo, puedes hacer una de sus rutas en la que puedes disfrutar de vistas del Peñón de Ifach  o la cosa de Ibiza. Y otra cosa que no te puedes perder de este lugar es La Marjal del Senillar, un humedal de lagunas frente a la playa de L’Ampolla que fue declarada Reserva de Fauna Silvestre en 2004.

Marjal del Senillar.

Jávea

Muchos coinciden en que es uno de los pueblos con más encantos de la Comunidad Valenciana, y es normal. Decimos que es normal y nos darás la razón si lo visitas, porque sus calas, sus miradores y el Parque Natural del Montgó harán que quieras volver siempre.

El casco antiguo de Jávea, con estrechas calles y rincones con mucho color, harán que te pierdas entre sus pequeños comercios. El puerto también está cargad de historia y detrás de la lonja encontrarás un paseo donde ver el movimiento de los pescadores. En cuanto a los miradores, desde el Cabo de la Nao  podrás ver la costa acantilada y el faro de San Anonio. Son de visita obligada las calas del Portixol con sus casas blancas de pescadores y también La Granadella, donde conectarás al máximo con la naturaleza y verás que es uno de los lugares más bonitos de Jávea.

Cala del Portixol, Jávea.

Dénia

Para llegar hasta Dénia, lo mejor es ir por la carretera que va desde Jávea, así podrás parar en el mirador del Cabo de San Antonio, en plena reserva natural del Montgó podrás ver toda la bahía de Javéa y la localidad casi entera. También se puede subir andando en una ruta senderista desde Jávea, pero os recomendamos recorrer esta carretera al atardecer.

Los más de 20km de playa de Dénia, la hacen idónea para el descanso y el disfrute de las vacaciones. Además, es un pueblo que respira historia y tradición. No te puedes ir de Dénia sin visitar el barrio de pescadores “Baix la Mar” o el barrio de Les Roques para perderse entre sus calles y casas bajas. Por supuesto es de visita obligada el Castillo de Dénia, que sirvió en  un pasado de fortaleza para la piratería. Además es considerada la ciudad con más fiestas de España, por lo que seguramente que si vas, estén celebrando algo.

Dénia. Fuente: www.denia.net

Esperamos que os hayan gustado estas propuestas de pueblos en la zona de Alicante. Si habéis estado en alguno de ellos, dejádnoslo en los comentarios y si crees que falta alguno más, dínoslo!

¡NOS GUSTA QUE VIAJES!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *